Emprendimiento basado en investigación

El objetivo en América Latina y el Caribe es incrementar los emprendimientos dinámicos o de
alto valor, sea transformando los emprendimientos por necesidad en empresas de mayor
crecimiento al lograr adecuados niveles de diferenciación y organización, sea atrayendo
emprendedores con mayor potencial para iniciar negocios de mayor valor. En ambos casos, un
nuevo modelo de formación enfocado en el desarrollo del emprendedor puede jugar un papel
clave que, unido a otros elementos del ecosistema, produzca un impacto significativo en la
calidad y cantidad de emprendimientos en la región.
Los modelos de innovación y emprendimiento que en la actualidad sirven de referencia
son el resultado de décadas de gestación y evolución hasta convertirse en lo que son hoy día. Al
querer trasplantar los elementos de estos ecosistemas, muchas veces se olvida que lo que está
a la vista es meramente la punta del témpano. Por ejemplo, decir que se sigue el modelo de
formación de Babson porque se cuentan con clases similares es desestimar el poder del
ambiente del campus y un modo de enseñanza que desarrolla la forma de pensar (mindset) del
emprendedor, considerado por los expertos de esa universidad como la esencia del programa.
Igualmente, no basta con tomar la metodología de pensamiento de diseño de Stanford si se la
separa del énfasis en el aprendizaje activo, el enfoque multidisciplinario, la profundidad en
carreras en Ciencias y el ecosistema que se ha desarrollado en Silicon Valley

Dejar una opinión