No es lo mismo conocer una marca que sentir una marca.

publicado en: General | 0

«Si crees que eres demasiado pequeño para marcar una diferencia es que nunca has pasado la noche con un mosquito»

– Dalai Lama

¿Te has parado a pensar en la diferencia de tamaño entre un mosquito y un humano? Un mosquito mide alrededor de los 15 mm y un hombre está en los 155 cm de media. Enormes diferencias, ¿verdad? Pues si los enfrentamos en una calurosa noche de verano es muy probable que sea  el mosquito el que salga airoso en sus propósitos. ¿La diferencia de tamaño ha frenado al mosquito en algún momento de la noche? ¿Verdad que no? Tenía muy claro cuál era su objetivo, alimentarse de tu sangre, y ha confiado plenamente en sus posibilidades hasta conseguirlo

Branding se refiere al proceso de creación, construcción de una marca, los que tienen éxito es porque tienen una estrategia de branding, es decir, que tienen claro sus objetivos, su mensaje, etc. Por hoy lo más importante son las relaciones humanas, las pequeñas empresas o medianas tienen una ventaja, porque han nacido en un momento determinado para venir a solucionar un problema existente, por ello todas las marcas que nacen para mejorarnos la vida son marcas que recibimos con los brazos abiertos.

En este mundo que esta conectado las 24 horas del día, los 7 días de la semana, puede ser visto para algunos como un gran problema y para otros como una nueva oportunidad.
Las pequeñas empresas pueden competir por igual que las compañías grandes, porque por Internet el tamaño no se nota, lo que se nota es la calidad del trabajo, contenido, servicio, interacción, comunicación, etc.

“Una marca que llega a la mente, produce una reacción. Una marca que llega al corazón, produce un compromiso”. Andy Stalman cuenta las claves que debe manejar toda PYME para gestionar su principal activo inmaterial: la marca. La marca está en cada empleado y sus acciones, en cada detalle de color o de forma de los productos, en el tono de los servicios… y no solo en el logotipo o en los lemas de la empresa. Porque ahora, más que nunca, el mundo digital amplifica la dimensión humana de las compañías, en vez de sustituirlo. Y lo importante es lo que haces, no lo que dices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *