Emprendimiento en momentos de crisis

publicado en: General | 0

El COVID19 como generador de oportunidades.

Que las crisis son origen de oportunidades no es nada nuevo. En chino, la palabra crisis está compuesta por dos caracteres: peligro y oportunidad. En nuestra cultura en general somos más de ver “peligro”, pero ya empezamos a asociar la crisis al concepto de cambio y transformación, especialmente en el ámbito digital y de emprendimiento. 

Las crisis son el caldo de cultivo perfecto para grandes proyectos de emrendimiento, las historias de las startups más exitosas se fundaron y crecieron en momentos de crisis económica; empezando por grandes nombres en nuestra vida como Microsoft, Apple, Adobe o Fedex que ses crearon en EEUU durante la crisis del petróleo entre 1973 y 1979.

La burbuja puntocom también trajo una crisis, no sólo de inversión, sino de credibilidad para el sector de Internet que duró varios años, desde 1999 al 2003. Pero fue justamente en ese periodo donde nacieron algunas de las startups españolas más importantes, como eDreamsIdealistaAtrápalo o Anuntis Digital. Se crearon nuevos hábitos de consumo y se digitalizaban modelos de negocio. Anuntis de hecho es un paradigma de esta adaptación: salió a internet en 2000 con la versión digital de Segundamano, en plena crisis puntocom y en 2008 (la siguiente crisis) cierra definitivamente el papel para convertirse en una empresa 100% digital. 

La crisis más reciente, la Gran Recesión, es también una época de gran proliferación de startups exitosas a nivel mundial. En estos años (2007-2012) se fundan empresas como Spotify, Whatsapp, Instagram, Pinterest, Slack o la startup actualmente de moda Zoom. 

Casos de éxito y tendencias en la crisis del Covid-19

Sin embargo, las crisis son aceleradores para bien y para mal. En este caso la crisis actual de coronavirus es muy asimétrica. El ejemplo más curioso está en Zoom y Airbnb, ambas creadas durante la gran depresión, donde ahora esta crisis es decisiva: catapulta a una y hunde a la otra. En esta crisis podemos ver muchos más casos de éxito y tendencias de crecimiento, más allá de Zoom, que ya vale más que las 7 principales aerolineas juntas, o Netflix

Por ejemplo compañías para hacer ejercicio en casa, que ya llevaban una gran tracción, están disparando las suscripciones a causa del confinamiento, como Peloton, que ya superó la barrera del millón de suscriptores, (39€/mes) y que dobló su valoración en los últimos dos meses valiendo ahora más del doble que Planet Fitness, la cadena de gimnasios más grande en USA. 

Otra categoría que está creciendo muy fuertemente es eHealth y telemedicina. En este caso el mismo sector requiere cambios estructurales y de legislación para su maduración, pero vemos una clara tendencia al alza por ejemplo a través de plataformas de bienestar, terapia psicológica, meditación y yoga (como Gaia, Calm, Headspace). Lo mismo ocurre con la educación y formación online, como Domestika Smartick, a la que te la suerte de que mi hija este enganchada. 

También está creciendo el consumo local y desintermediado que permite al consumidor final o pequeños negocios comprar directamente a productores de proximidad. Hay muchas iniciativas a lo largo del mundo creciendo muy rápido y levantando rondas significativas, de hecho en USA se está disparando el movimiento conocido como CSA (Community Supported Agriculture), una especie de clubs donde los socios compran una parte de la cosecha de una granja cercana y que se les entrega en su casa semanalmente. 

Crecimiento del eCommerce

En general el sector digital sale beneficiado, y el eCommerce en concreto sale especialmente reforzado. Hay un gráfico circulando por ahí (yo mismo lo compartía en Linkedin) que muestra cómo en 8 semanas el eCommerce creció 10 puntos porcentuales sobre el total de ventas de retail en USA, que es lo mismo que había crecido en los últimos 10 años. Es cierto que es algo tendencioso ya que es un dato relativo y el retail estaba cerrado, pero no deja de ser una imagen imponente sobre los cambios que estamos viviendo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *